Lo que pasa y no vemos


Opinión

Lo que pasa y no vemos

En la Argentina y en el Mundo, la utilización de las herramientas tecnológicas están en plena ebullición, y el ámbito de las relaciones públicas no es ajeno a este fenómeno.

Las Webs cada vez son más sofisticadas, los blogs institucionales se reproducen por miles, y las redes sociales cada vez son más utilizadas en las estrategias comunicacionales.

Pero hay algo que no estamos siguiendo, hay algo que nos pasa de costado sin que lo utilicemos. Estamos perdiendo un gran potencial, un input muy valioso.

A demás de los blogs corporativos, las webs empresariales, y las redes sociales, existen los foros, opinar1grupos de opinión y otros tantos formatos en los cuales las personas depositan sus pensamientos, positivos y negativos, sus inquietudes, sus quejas, etc.

Sí, las webs y blogs corporativos muchas veces tienen sus sectores para que los usuarios opinen y dejen sus comentarios, pero estos tengo la ilusión o debo creer que se auditan debidamente. En este caso me refiero a estos sitios, básicamente creados con el fin de opinar de algo en particular.

Se abren discusiones con nombres propios; de marcas, de productos, de personas, ejemplo: “esta empresa estafa a la gente” o “Actimel parece ser que es dañino para la salud”.

Estas discusiones que se suceden por miles en Internet, brindan para los relacionistas públicos una usina incansable de información sobre la opinión de la gente para con nuestra organización.

Este formato a su vez delimita mucho las características de los públicos que opinan, dando así más datos útiles. Aunque debería haber más estudios profundos sobre estos usuarios.

Hoy en día, esto está muy poco previsto en los planes de comunicación. En los clipping se tiene en cuenta los diarios, digitales e impresos, los programas de radio y de televisión, pero no se le da un seguimiento adecuado, ni la importancia que hoy tienen a estos formatos. Son personas opinando, es gente con vivencias que desea compartir, es el nuevo boca a boca que se prolifera aun más con el soporte tecnológico. Hoy que una persona compré un electrodoméstico en Mar del plata, por ejemplo y la empresa se lo venda en mal estado y luego no le responda adecuadamente, no solo se enterarán de sus quejas, sus familiares y amigos, se puede enterar una persona en Tucumán, en Córdoba o en cualquier parte del mundo.

Esto es un peligro importante si no lo tenemos en cuenta y una gran utilidad si le sacamos la información necesaria.

Creo hoy que es ineludible el análisis y seguimiento continuo de estos medios, pensando en sus características y en como adaptar su lógica de funcionamiento a los procesos comunicacionales de las organizaciones. A su vez asegurarse que las estrategias de comunicación los incluyan en sus planes y tengan en cuenta su impacto.

 

 Facundo Farias

Editor Expresión PR

 

Imagen: http://daviniagalera.blogspot.com/2008_02_01_archive.html

 

Anuncios

1 comentario

  1. Tienes toda la razón. La opinión pública volcada en la Red tiene un valor increíble para las Relaciones Públicas y, sin embargo, apenas es analizada en las agencias y departamentos de Comunicación. Se entiende que los directivos y clientes están sólo preocupados por lo que sale en los Medios, y nada más. Esto es cierto, aunque cada día lo es menos. Crece la necesidad por medir qué piensan y opinan los públicos directamente, y esa es la oportunidad de la Comunicación en Internet. Desarrollo esta idea aquí: http://ivanpino.com/los-14-objetivos-medibles-de-la-comunicacion-en-internet/. Saludos.


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s