Éxito profesional ¿Talento, suerte o trabajo?


Éxito profesional ¿Talento, suerte o trabajo?

Mi juventud y mis ansias por evolucionar me llevan a pensar en estos temas muchas veces, la parte de suerte y la parte de trabajo que contiene un éxito. Como también en un gran profesional la cuota de preparación y de aptitudes naturales, dentro de su química personal.

En la comunicación, como en las profesiones donde la mente y las ideas son los actores principales, creo, el panorama es un tanto particular. Las condiciones naturales de una persona; su creatividad y su visión personal de las cosas la dotan de un el tilde diferenciador, un plus importantísimo. Pero no obstante esto la preparación para la puesta en práctica de estas condiciones innatas, es inevitable. El entendimiento del marco temporal, el estudio de las condiciones de comunicación que se dan en cada juego particular, acondicionarán y despejarán el lugar para que esas condiciones tomen el primer lugar y se luzcan. Por esto hay que seguir e insistir en una capacitación constante y hasta permitiéndonos además abarcar distintas disciplinas, lo que nos dará más y diversas herramientas. Teniendo en claro que estas condiciones no residen en todos y evidenciando las mías en la “creatividad” de este post, a los de este otro lado nos queda trabajar duro y capacitarnos fuertemente para alcanzar el profesionalismo, que nada fácil es.  

Pero saliéndonos de este tema de condiciones innatas, caigo en el tema de la suerte. Una vez alguien me dijo, “la suerte siempre está allí, solo hay que prepararse, para poder verla”. En principio creí que no estaba hablando de suerte, si no de otra cosa como capacitación, pero al analizar la frase me di cuenta que si. Además por ejemplo, uno puede tener la suerte de que lo convoquen para un trabajo importante, porque aquel directivo pensó sin muchos elementos razonables, que aquel puesto es para ti, y bien la suerte te ha llegado, pero ahora el que no está preparado para eso eres tú. El trabajo se va a la basura, lo desperdiciamos. Eso es no acompañar a la suerte.   

Con esto quiero llegar, a que aunque nos consideremos tipos con suerte o personas con talento innato, el trabajo y la preparación constante son el único camino para poder explotarlos de la manera correcta. Por eso y además entendiendo que estas personas no son muchas dentro de una población, no perdamos el tiempo quejándonos en que no tenemos suerte, o que somos genios incomprendidos, pongamos nuestras cabezas a capacitarse y a prepararse para nuestra oportunidad, que seguro llegará.

Facundo Farias

Expresión PR

Anuncios

2 comentarios

  1. […] de ella desconocemos, y como sabemos estos datos nos serán muy necesarios para lograr encausar una cultura corporativa, coherente y acorde con la reputación existente. Como también, describir y detallar las aristas […]

  2. […] de ella desconocemos, y como sabemos estos datos nos serán muy necesarios para lograr encausar una cultura corporativa, coherente y acorde con la reputación existente. Como también, describir y detallar las aristas […]


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s